Noticias

Mistura 2014: biodiversidad, nutrición y una organización que superó expectativas

15238947791_9b19fd113c_k

• El Gran Mercado fue el gran atractivo de la feria, logrando convocar a más de 300 productores de las diversas regiones del país. Ahí, los cocineros más reconocidos del Perú dieron clases de cocina junto a los productores agrarios.

• La Sociedad Peruana de Gastronomía – Apega destacó la buena organización, el servicio al cliente, la logística y, sobre todo, el excelente sabor de la cocina popular, tradicional y regional que invadió los mundos de Mistura.

Luego de diez días de fiesta gastronómica, Mistura 2014 finalizó este domingo con la celebración de una emotiva ceremonia de clausura en la que la Sociedad Peruana de Gastronomía – Apega rindió homenaje a todas las personas que han hecho posible esta edición. El Gran Auditorio Apega fue escenario de un reconocimiento especial a los pequeños productores del Gran Mercado Apega (el corazón de Mistura 2014), los restaurantes que han participado este año, los ganadores del Rocoto de Oro y otros reconocimientos, y personalidades como el fundador de Slow Food, Carlo Petrini. Todos ellos, comprometidos en promover la biodiversidad y la nutrición bajo el lema Come rico, come sano, como peruano, han compartido sus experiencias con los mistureros en esta sétima edición, que ha destacado por una mejor organización general, una logística impecable y un esmerado servicio al cliente.

En la ceremonia de clausura, que contó con la participación de los chefs Flavio Solórzano y Gastón Acurio, y que animó la Comparsa de los Supercholos; el presidente de Apega, Bernardo Roca Rey, comentó que se ha logrado, cualitativamente, la mejor Mistura de los últimos años. “Ha sido excepcional, porque nunca antes había visto tanto interés en los productores y un recinto tan limpio. Esto es gracias al trabajo de todo el equipo. Lo hicieron mejor que nunca. Mantenemos firmemente el compromiso con los productores, expositores y público en general”, expresó.

Por su parte, Gastón Acurio comentó que se ha logrado contribuir con la recuperación del orgullo por lo nuestro, tener la seguridad de venir de un pueblo que ha creado grandes cosas para la humanidad y que hoy puede mirar el futuro con seguridad. “Hoy hay una comunidad que trabaja en equipo, y no para competir. Le han devuelto el rostro a nuestros pequeños agricultores, que han sido reconocidos por la gente de la ciudad. Pero, sobre todo, les han devuelto la esperanza”, dijo.

Seguridad y medio ambiente

Con más de 120 policías, 300 efectivos de seguridad privada y 25 cámaras de videovigilancia, la feria gastronómica más importante de Latinoamérica brindó a sus visitantes un óptimo servicio de seguridad, que se complementó con el apoyo de más de 30 bomberos voluntarios.

La protección del medio ambiente también fue una prioridad para los organizadores. Para la recolección de los deshechos se convocó a una empresa especializada y a un staff de voluntarios que guiaron a los visitantes en la segregación de residuos.

La feria volvió a ser escenario de las grandes premiaciones y reconocimientos. En el Gran Auditorio Apega se premió a los pequeños productores del Gran Mercado Apega; los restaurantes que han participado este año en Mistura; los ganadores del Rocoto de Oro, el premio Teresa Izquierdo y otros concursos como el Joven cocinero, Maestro panadero y Maestro pastelero.

Personalidades como Carlo Petrini y varios ministros de Estado hicieron de Mistura no solo la feria del sabor por excelencia, sino también un espacio desde donde se discuten y analizan los temas relacionados a la nutrición y a la biodiversidad peruana.

Come Peruano: Movimiento de largo aliento

Bajo el lema Come rico, come sano, come peruano, Apega promovió en la sétima edición de Mistura, con diversas actividades, un estilo de alimentación sano, nutritivo y sabroso. Destacaron especialmente nuestros productos emblemáticos, de las diversas regiones del Perú, bautizados durante Mistura 2014 como los Supercholos. Fue La Cocina del Gran Mercado, desde donde cocineros y productores se dieron la mano como eslabones fundamentales en la cadena virtuosa que va de la chacra a la olla. Come Peruano seguirá después de Mistura, como el movimiento de largo aliento que es.

Diez días, doce mundos

Esta edición, como la del 2013, Mistura estuvo dividida en 12 mundos: el Mundo Norteño, el Mundo del Sur, Mundo Andino y Amazónico, Mundo de los Bares, Mundo Chifa y Nikkei, Mundo de los Dulces, Mundo de las Cevicherías, Mundo Criollo, Mundo de los Sánguches, Mundo de las Brasas y los Anticuchos, Mundo de las Carretillas y el Mundo de los Líquidos. Jimena Fiol, coordinadora de la oferta gastronómica de Mistura 2014, fue la responsable de agrupar a todos los participantes de comidas y de facilitar que pudieran trasladar toda su logística hasta la Costa Verde de Magdalena del Mar.

Una experiencia de sabor también se vivió en el Mundo del Pan. Más de 30 panaderos regionales llegaron desde sus provincias con la misión de deleitar a los mistureros de los más variados panes regionales que nuestro Perú produce. Los visitantes pudieron deleitarse con el pan chapla, tres puntas, entre otros.

Tres importantes convenios

Mistura 2014 también fue un espacio de alianzas. La Sociedad Peruana de Gastronomía – Apega firmó tres convenios. El primero, con Slow Food, de Carlo Petrini. Ambas instituciones se comprometieron a impulsar la conservación de la biodiversidad y el patrimonio agro-alimentario y gastronómico tanto en el Perú como en Latinoamérica.

Luego, Apega firmó un acuerdo con el Ejército Peruano, que busca mejorar la alimentación del personal militar, así como su formación técnica en panadería y cocina, con miras a la inserción en el mercado laboral.

Finalmente, Apega y Odebrecht firmaron un convenio para la recuperación de andenes en zonas donde opera la empresa brasileña.

El encuentro Qaray y los turistas extranjeros

Del 5 al 7 de septiembre, algunos de los mejores profesionales de la gastronomía se reunieron en el Gran Auditorio Apega de Mistura 2014 para dialogar sobre biodiversidad y nutrición (la temática de este año) en el Encuentro Gastronómico Internacional Qaray. El evento, ahora un orgulloso referente de los seminarios culinarios latinoamericanos, mostró a los asistentes el amplio abanico laboral de la gastronomía.

Qaray acogió a profesionales nacionales e internacionales. El primero en estar sobre el escenario del Gran Auditorio Apega fue Carlo Petrini, y dieron charlas chefs como Gastón Acurio, Virgilio Martínez, de Central (el mejor restaurante de Latinoamérica) y Kamilla Seidler, de Gustu (Bolivia). Junto a ellos, todas las ramas de la gastronomía estuvieron representadas: el panadero Jonathan Day; el investigador culinario escocés Ben Reade; el carnicero Renzo Garibaldi; El ‘chef de las verduras’, Frank Fol, y muchos otros.

Qaray llenó el Gran Auditorio Apega con 400 asistentes que vinieron desde lugares como Colombia, Panamá, Ecuador, Brasil, Chile, Australia y nuestro país. Además, se acreditaron 300 representantes de medios de comunicación de todas partes del mundo. Vinieron periodistas destacados como Jeffrey Steingarten, crítico gastronómico de la revista Vogue; y Larissa Hernández, de Fundación de Nuevo Periodismo Latinoamericano Gabriel García Márquez. También llegaron medios de China, Italia, Tailandia y Corea; y grandes publicaciones como Los Angeles Times, Savour, The Daily Telegraph, El Clarín, CNN, entre otros.

Además, con el objetivo de establecer alianzas estratégicas, acudieron al seminario delegados de los gobiernos de Costa Rica, Honduras, Colombia, Brasil, Chile y Corea.

Entre todos se estableció un diálogo que llegará más allá del final de este encuentro. El nombre Qaray, que en quechua que significa “compartir, dar de comer”, reflejó a la perfección el espíritu de diálogo e intercambio que este encuentro generó entre todos los participantes.