Cargando...
36
10.09.2014

“La gastronomía peruana debe ser uno de los motores de desarrollo hacia el 2021”

La cocina peruana tiene todos los elementos indispensables para ser el motor de nuestra economía, señala Sandra Doig, viceministra del Ministerio de la Producción.

En el marco de las actividades programadas en el Gran Auditorio de Mistura 2014, la Sociedad Peruana de Gastronomía – Apega organizó el foro “La Gastronomía Peruana al 2021”. Mariano Valderrama, vicepresidente de Apega, estuvo acompañado por Virgilio Martínez, del restaurante Central; el periodista Mirko Lauer y Sandra Doig, viceministra de Mype e Industria del Ministerio de la Producción, quien abogó por que este movimiento sea un motor de desarrollo económico de todo el país de aquí al año 2021.

Para Virgilio Martínez, estamos perdiendo valiosas oportunidades a pesar de tener la mirada del mundo puesta en nosotros. “Nuestra gastronomía suena muy fuerte como marca, tanto así que comienza a competir con cocinas que nunca hubiéramos imaginado, pero hay que ordenarla y organizarla”, sostuvo. En este sentido, planteó un trabajo conjunto entre cocineros y productores, pero con nuevas estrategias, disciplina y compromiso.

Resaltó, además, el papel del cocinero como defensor de la gastronomía peruana y reconoció que fue este trabajo a través del tiempo el que nos ha llevado a las grandes ligas de la cocina. Pero advirtió que debemos tener cuidado pues “el camino de creérnosla ya lo hemos transitado. Ahora tenemos que seguir el camino de no creérnosla tanto”.

Por su parte, el periodista Mirko Lauer habló de la necesidad de pasar de lo meramente gastronómico a lo que él denomina una metagastronomía,”que va más allá de la cocina. Para entender mejor la idea, Lauer puso a Francia como ejemplo contando que cuando esta quiso que se reconozca su gastronomía como patrimonio universal de la humanidad no vendieron platos ni salsas, sino lo que el periodista llamó la “experiencia francesa a la hora de comer”.

“En el caso peruano todavía estamos pensando en vender comida rica y esto es bueno, pero es una limitación hacia el futuro”, señaló. En ese sentido, se preguntó cómo podría ser la experiencia peruana y cómo se podría vender esta al mundo.

Motor de desarrollo

Para Sandra Doig, la gastronomía tiene todos los elementos para ser uno de los nuevos motores de la economía hacia el 2021. “(La gastronomía) piensa global pero actúa local, tiene un alto potencial de crecimiento y tiene un alto grado de ‘encadenamiento’ pues esta industria no solo mueve al cocinero y al productor, también mueve empresas de servicios, logística, marketing, etc”, sostuvo.

En este sentido, resaltó que nuestra gastronomía está generando condiciones muy interesantes hacia el futuro, pero que para alcanzar su consolidación debe pensar en elevar sus estándares de calidad. Así, planteó la posibilidad de trabajar en un sello de calidad que garantice que lo que se está consumiendo cuenta con los estándares mínimos de salubridad y, además, con las características de un verdadero plato de comida peruana, tanto en el sabor como en la presentación.

“Los estándares de calidad son un desafío fundamental. Tienen que tener cierto grado de aseguramiento que detrás de la marca de comida peruana no solo hay garantía de algo rico, bueno y tradicional, sino de un estándar de calidad determinado. Esto es un desafío desde el estado”, aseguró.

Doig resaltó además la oportunidad que representa para la gastronomía hacia el 2021 la participación de los jóvenes, a los que se les debe dar mayor espacio pues siempre “traen ideas frescas y novedosas”.

Mistura 2014 tiene como eje central la biodiversidad y nutrición en el país, por ello es que diariamente se realizan foros que abordan estos temas.

ETIQUETAS: , , , , , , ,

BOLETÍN MISTURERO

Subir al inicio

Por favor rota tu celular